Conecta con nosotros

Análisis

El final de la depresión de Bitcoin podría estar cerca

A menos de una semana para comenzar el mes de julio y por lo tanto cerrar el segundo trimestre de este año 2018, la situación en el mercado de las criptomonedas, y en especial, de Bitcoin, se podría calificar como depresión.

Lejos de la euforia y el crecimiento desmedido que experimentó el mercado a finales del pasado año, la situación actual está presidida por la desesperación entre los inversores. Muchos de ellos han visto como sus inversiones se han desplomado, registrando pérdidas incluso superiores al 80% en los peores de los casos, y eso, tiene su impacto directo en el mercado.

A pesar de que muchos inversores han perdido la esperanza en las criptomonedas, son bastantes los que todavía las siguen apoyando. Sin ir más lejos, Charles Hoskinson, cofundador de Cardano, afirmaba hace unos días que el futuro de las criptomonedas sigue siendo brillante. Otra gran parte de esos inversores optimistas han comenzado a hablar de una comparativa más que llamativa.

Esta comparación tiene como protagonistas a la gráfica de Bitcoin desde el comienzo de la subida en torno a noviembre del 2017 hasta hoy, y una imagen en la que se refleja cómo serían teóricamente los ciclos de Wall Street. Como veremos a continuación, las semejanzas son más que evidentes.

En primer lugar, vamos a revisar la imagen de Wall Street a la que acabamos de hacer referencia. Sin ver la gráfica de Bitcoin, esta imagen nos recordará al instante a la evolución de la criptomoneda líder. Los sentimientos que se muestran en esta imagen también se corresponden en gran medida con los mostrados por los inversores en cada momento de la tendencia negativa. El periodo de subidas sería entre octubre y diciembre, y la tendencia negativa desde el máximo histórico hasta hoy.

A continuación, se muestra la gráfica diaria de Bitcoin desde el momento en el que iniciaba la subida y alcanzaba el máximo histórico el 16 de diciembre, hasta el día de hoy. Ese mismo máximo histórico era el punto de “euforia”, y así lo reflejaban los cientos de miles de nuevos usuarios que se registraban en Coinbase cada día. La posterior caída y subida, formando un máximo menor que el anterior, es el punto de “satisfacción”, en el que los inversores estaban tranquilos afirmando que solamente se trataba de una corrección.

Tras la satisfacción nos encontramos con la “ansiedad y pánico”, que se corresponde con la caída desde mediados de enero hasta el mínimo alcanzado el 6 de febrero. Las caídas en este momento fueron verticales y muy agresivas, provocando que muchos inversores huyeran presa del miedo. El mínimo del 6 de febrero se denomina “capitulación”, ya que da lugar a una recuperación con la formación de un doble techo. Hasta el momento, las gráficas muestran una similitud abrumadora.

Una vez se ha formado el doble techo tras la fase de capitulación, el precio vuelve a caer pasando a la fase de “rabia”. Los inversores que han resistido hasta ahora comienzan a enfadarse, ya que se encadenan varios meses en los que las subidas han desaparecido y el panorama empieza a ser desesperante. En este momento las subidas y caídas comienzan a ser más tenues, ya que el volumen comienza a desaparecer, al igual que los inversores.

Tras una breve recuperación, la fase de rabia da lugar a una caída lenta pero constante, sin grandes movimientos. Esta sería la última fase, llamada “depresión”. Los inversores se muestran cansados y la mayoría de los que entraron durante la euforia han abandonado el barco. Sin embargo, justamente después de la depresión comienza una fase de subidas lentas y progresivas. La confianza se va recuperando poco a poco, los inversores vuelven, y el ciclo vuelve a repetirse.

Con este análisis no podemos afirmar con total seguridad que estemos en las últimas fases de la depresión de Bitcoin y el resto de criptomonedas. Las similitudes son más que evidentes, aunque el mercado de las criptomonedas es un entorno emergente y con muy poco recorrido. A pesar de ello, tener un punto de vista positivo en una situación muy negativa siempre es interesante.

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

Últimos análisis

Suscríbase a nuestro boletín

error: ¡Vaya! No puedes hacer eso.