Conecta con nosotros

Noticias

La bomba de dificultad de minado de Ethereum se retrasa

El equipo de desarrolladores de Ethereum se ha reunido hace tan solo unas horas para acordar el retraso en la implementación de la bomba de dificultad de minado, que será implementada en la siguiente bifurcación de la cadena de bloques.

Constantinopla es el nombre que ha recibido esta bifurcación, cuyo objetivo principal es el de conseguir que el cambio de sistema de consenso de Proof of Work a Proof of Stake sea una transición fluida y sin grandes alteraciones en el ecosistema.

Para conseguir esta meta, los desarrolladores habían propuesto la implementación de una bomba de dificultad para hacer de la producción de nuevos bloques algo más complejo y desfavorable. La semana pasada, el equipo presentó tres distintas opciones para este plan, reduciendo la recompensa de entre 1 a 3 ETH por bloque generado.

En esta reunión que han mantenido durante el día de ayer, se ha decidido que el escenario por el que se optará es el llamado EIP – 1234, el cual reducirá la recompensa a 2 ETH dando lugar a la producción de bloques cada 30 segundos, aunque queda retrasada su implementación hasta finales de 2019.

A pesar de ser un evento de gran magnitud para el ecosistema de Ethereum, ha tenido un impacto prácticamente nulo en lo que a su cotización se refiere. En este momento, Ethereum roza los 300$ tras una subida generalizada que han liderado tanto Dogecoin como Bitcoin a partes iguales.

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas noticias

Últimos análisis

Suscríbase a nuestro boletín

error: ¡Vaya! No puedes hacer eso.